DISPONIBLE NUESTRA REVISTA CIVITAS DEL MES DE ENERO DE 2019.

40 años de Constitución, democracia y paz.

Este año conmemoramos los 40 años de la Constitución, que es lo mismo que decir que celebramos cuatro décadas de democracia y paz…, que han hecho avanzar a la sociedad española como nunca en su historia. La Constitución que llega a su madurez con la enseñanza de que cuando se pacta y se acuerda, cuando se dejan a un lado las imposiciones, las sociedades son más libres, más justas, y avanzan más rápido. Pero la Constitución no es infalible ni un tótem intocable que no pueda ni deba adaptarse, a la evolución de la sociedad que ella misma ha propiciado.

Porque para cualquier observador de la realidad le resulta evidente, que la sociedad actual es diferente a la de hace cuarenta años, en cuanto a necesidades y exigencias sociales de los ciudadanos y ciudadanas.

De ahí que las actitudes inmovilistas con respecto a una necesaria adaptación de la Carta Magna a los nuevos tiempos y necesidades sociales, carezcan de sentido…Si queremos que España no se quede atrásy que la Constitución no se convierta en un lastre para su desarrollo…, y deje de servir para armonizar las nuevas demandas sociales.

Del mismo modo que también carecen de sentido y están fuera de lugar, planteamientos que tienden a imponer alternativas radicales, que puedan quebrar la convivencia que la Constitución nos viene garantizando en estas cuatro décadas.

Por eso, y más que nunca en el aniversario de sus 40 años, es necesario recuperar el mensaje y legado que de manera indeleble nos han transmitido a lo largo de estos años, los llamados padres de la Constitución.


Mensaje que habla de la necesidad imperiosa de recuperar los espacios de diálogo y de pacto. De concordia y acuerdo entre todos, que permitieron su redacción.

Para enfrentar los necesarios cambios que la sociedad española necesita para afrontar otros cuarenta años de desarrollo y de pacífica convivencia, como los vividos en estos últimos. Cambios que deben tener como primer y único objetivo mejorar la vida de las personas, garantizar sus derechos sociales y abrir caminos, para que España se mantenga en el grupo de cabeza de los países más avanzados y democráticos.

Retos del presente que deberemos encarar con el espíritu solidario, para hacer de España el país que merecen y necesitan los españoles y españolas.

Guillermo Hita

Presidente de la Federación de Municipios de Madrid

CIVITAS 9